domingo, 2 de agosto de 2009

¡¡QUE TORTUGA MÁS BOBA!!

Yu Chan es un bonito nombre para una tortuga, al menos no es feo, pero nuestra protagonista no es una tortuga boba al uso, nuestra "Caretta caretta", que acaba de pasar la adolescencia y ronda ya los 20 años perdió sus dos aletas frontales, delenteras vamos, en una “reyerta” con un tiburón blanco en aguas del pacífico norte. Por suerte para ella llegó a manos de un buque mercante que la trasladó inmediatamente a la Asociación Japonesa de tortugas marinas quienes, ni cortos ni perezosos, la colocaron unas aletas artificiales desarrolladas por la empresa Kawamura Gishi.

Un año antes se realizaron pruebas similares en EEUU sobre una tortuga marina llamada Allison, pero el intento no fue del todo exitoso debido a que la tortuga era demasiado pequeña para sostener sus nuevas aletas y posiblemente pasó de la pecera artificial del centro de rehabilitación a la red de cualquier barco de arrastre que circundan la costa Americana.
Si éste implante resulta exitoso, Yu Chan podrá ser devuelta a su medio natural sin mucha dilación, aunque no tenemos que olvidar que según el grupo de conservación que la esta atendiendo , las tortugas discapacitadas pueden nadar a solo un 60 % de su capacidad innata y natural, volviéndolas aun más vulnerables a cualquiera de las agresiones que día tras día merman el “estocaje” de estos quelonios milenarios. (La narración del vídeo contiene algunos gazapos en cuanto a los datos que aporta, pero aún así es bastante esclarecedor).

¡Sígueme en Twiter!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails