lunes, 21 de diciembre de 2009

ÉSTO ES LEÓN



Todos sabemos que una navidad sin nieve, al menos en la meseta norte de nuestra piel de toro, no es navidad, pero después de tantos años sufriendo en mis propias carnes el devenir de "Bóreas" y sus caprichos, ya estoy algo arto de que mis entrenamientos invernales sean fruto de la más pura improvisación....Leer más.

6 comentarios:

Tani dijo...

Uf, yo jamás he tenido una blanca navidad y la verdad no se me antoja mucho que digamos. Me imagino que es toda una odisea salir a trotar con ese clima.

Un abrazo

gargar dijo...

No te creas. Disfrutamos como enanos!! Eso sí, algunos no pueden entrenar y correr todo lo que querrían debido a las condiciones climáticas.

Un saludo

PEDROHUELVA dijo...

? que se siente, cuando traspasas el umbral del dolor? o se deja de sentir.

SONIA dijo...

Yo personalmente no he salido; si al mal tiempo le añadimos un catarro demasiado persistente pocas han sido las ganas. Pero ese entrenamiento con Gargar, a pesar de la nieve y el frío, ha sido bastante divertido, no?

Un saludo!

Santa Biología dijo...

Te voy a contestarn a esa pregunta Pedro: Cuando traspasas ese umbral en el que el dolor, la agonía y la falta de oxígeno imflama y enloquece tus pupilas y tu sistema nervioso solo se siente una cosa.....¡¡PLACER, FELICIDAD, LOCURA Y GANAS DE VIVIR!!

Gracias por comentar

Un saludo

*Laura* dijo...

Diosssssssssss que frio tiene que hacer, t me quejo yo!!!

Gracias por tu visita y feliz navidad!!!

¡Sígueme en Twiter!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails