miércoles, 23 de diciembre de 2009

EL ARBOL Y EL SOL

El día 24 de diciembre es el solsticio de invierno, lo que quiere decir que ésta será la noche más larga del año y el día 25 de diciembre el día en el que el sol le comience a ganar la batalla a la luna, a sus tinieblas y a su noche. A partir de este momento la luz estará por encima de la oscuridad. Por ello, por el nacimiento del sol, la luz y el calor, civilizaciones tan dispares como la persa, la egipcia, la griega, la romana, la azteca, la chechua o la hindú situaban el nacimiento de sus principales deidades en éstas fechas del año.
Que el día 24 y 25 de diciembre se celebre el nacimiento de Jesucristo y por tanto, la más importante de cuantas fiestas posé la cristiandad tampoco es gratuito.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre los historiadores para establecer la fecha exacta del nacimiento del Mesías, la Iglesia tomó el 25 de diciembre como tal por el significado que aquel día tenia para las gentes de aquellas épocas remotas, en los primeros siglos después de la muerte de Jesucristo. Así la Iglesia alimentó la relación simbólica entre Dios y el sol e hizo, en su afán cristianizador, que los hombres que en éste día veneraran al sol también lo hiciera indirectamente a el dios de los cristianos. Esto que se propuso la Iglesia caló entre aquella gentes y como tal ha llegado hasta nuestros días.
Pero la capacidad absorbente del Cristianismo para con las fiestas paganas no acaba aquí, el árbol de navidad es otro claro ejemplo de éste plagio espiritual, pero eso quedará para otro día.

Un saludo

6 comentarios:

Tani dijo...

Querido amigo, muy cierto lo que dices, hace unos días en otro blog, se comentaba sobre el tema del nacimiento de Jesucristo y es mucha la gente que cree que sí ocurrió en la fecha adoptada por la iglesia, bien, gracias por desenpolvar y quitar telarañas mentales.

Mil besos

El Rincón de Nuke dijo...

Buenas noches...

Es un placer saber que te gusta mi blog, algunas de las fotografías que ves estan retocadas, otras muchas no. Concretamente en esa que me preguntas no hizo falta nada más que subir el contraste.

Voy a pasearme con tu permiso por tu blog. Bienvenido al mío siempre que lo desees...un abrazo y gracias por tu tiempo.

Tani dijo...

Querido amigo, no te preocupes, solo me voy dos días y regreso. Y por el vino menos, está controlado, yo tomo tequila, jajaja.

besitos

Mercedes dijo...

Todos estos datos los conocía; pero déjame que te diga algo: soy una cristiana convencida, aunque no me cosidero una católica al uso, podría decirse que soy una practicante no católica; quiero decir que detalles como los que nos comentas, para mí, no dejan de ser supérfluos, y no influyen para nada en el concepto que tengo sobre la figura y la obra de Jesús. Toda la manipulación que han hecho los hombres de su persona la considero carente de importancia.
Un abrazo y, si quieres, feliz Navidad.

PEDROHUELVA dijo...

joder, que mania, con aclarar tanto las cosas. No me quiten las ilusiones, por fa.

por cierto ¿ el hombre piso la Luna?

Santa Biología dijo...

La historia está plagada de interrogantes.

¿Quién fué el último emperador romano? Rómulo, Julio Nepote o Constantino XI.

Las efímeras ilusiones y el devenir implacable de los hechos son dos bellas mujeres que muchas veces caminan de la mano pero otras muchas se escupen a la cara.

¡Sígueme en Twiter!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails