sábado, 17 de octubre de 2009

TENEMOS UN PROBLEMA

Didymosphenia geminata, conocida vulgarmente como “didymo”, “alga chapapote” o “moco de roca”, es un organismo microscópico perteneciente a la clase de las Diatomeas, algas unicelulares provistas de un caparazón silíceo, que forma colonias que se adhieren a cualquier sustrato duro en ríos, lagos y embalses provocando serias alteraciones en los ecosistemas fluviales que la acogen, siendo capaz de taponar e inhabilitar tanto tuberías como cualquier tipo de instalación hidráulica.

Los ríos de toda Norteamérica, Europa y Nueva Zelanda ya saben como se las gasta éste alga microscópica, con gran parte de sus cauces infestados por la misma pero ahora, el problema se traslada a latitudes menores y de clima más templado, y eso es lo que nadie se esperaba. Este alga, en los últimos años está variando su nicho y costumbres ecológicas apareciendo así en lugares hasta ahora inhóspitos para ella, como puede ser la península ibérica. La primera vez que se detectó su presencia en nuestro país fue en el río Ara, en Huesca, en 2005, apareciendo durante los años 2007 y 2008 en el río Revinuesa, en Soria, donde cubrió una extensión superior a los 8 km. Últimamente ya se deja ver en casi todos los ríos eutrofizados de nuestra piel de toro y en especial aquellos que se encuentran regulados por pantanos, lo que las asegura unos cauces poco "agresivos" y de corriente sostenida, ideales para adherirse a las rocas, aunque esto, no lo olvidemos, también puede ser un arma de doble filo ya que durante las crecidas, algunas colonias se podrán desprender y contribuir así a la dispersión de la especie.

Aunque en la actualidad se investiga activamente sobre la ecología, el impacto y la dispersión de la especie, no se conocen métodos de erradicación totalmente seguros y efectivos, por lo que seguimos dependiendo de las medidas preventivas para controlar la propagación del alga.



Un saludo

¡Sígueme en Twiter!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails