domingo, 14 de septiembre de 2008

LA BERREA YA ESTÁ AQUÍ

Aparece septiembre y octubre en nuestro calendario, dulce maná para los amantes de la naturaleza y del campo, meses en los que la mayor parte de los árboles que jalonan nuestros bosques engordan sus frutos para que semanas más tarde estén a disposición de cuantos moradores pasen a su lado. Castañas, avellanas, hayucos o bellotas caen al suelo empujados por la leve brisa que desde septiembre anuncia el inminente cambio de estación.
Es ahora entre servales y madroños, sorteando las primeras setas de la temporada, cuando nuestros montes y sierras se encojen por el bramido hondo de uno de sus más ilustres inquilinos: el ciervo.

Desde lo más profundo de nuestras sierras y como cada otoño, año tras año, desde que el hombre es hombre, surgen ecos de guerra. Resuenan entre las jaras voces e impactos de duras cornamentas que rápidamente se extenderán por toda la geografía anunciando la llegada del efímero celo.

Entre desgarrantes bramidos, le berrea nos muestra el lado más noble de la selección natural, solo el más fuerte y el mejor dotado conseguirá el harén de hembras que le permita, una vez más, perpetuar la especie. Las tardes de septiembre y octubre se bañarán de combates interminables y sonidos de otro mundo por la más ética de cuantas razones tiene la naturaleza para explicar la lucha entre dos individuos: la reproducción, la supervivencia.

Octubre es mes de amoríos y romances para los grandes herbívoros del bosque, como también lo es para los grandes amantes de éste. Salir al campo en éstas fechas trae recuerdos y músicas que con “celo” guardaremos de por vida, nunca mejor dicho.

7 comentarios:

Vida inhóspita dijo...

Vaya poeta!Que ritmo de publicaciones!espero hundirte dentro de poco, pero siempre con afán constructivo, no te pienses mal.

Un saludo

En cuanto a mí, soy estudiante de Biología a tiempo parcial, jeje, como todos vamos. dijo...

Éso no lo verán tus ojos vida inhóspita.
Espero que empieces a publicar algo ya, porque para éso es para lo que se crea un blog.

Vida inhóspita dijo...

Prefiero publicar cuando tenga todo hecho en condiciones a publicar todo deprisa y cosas INFUMABLES.

Un cordial saludo

Vida inhóspita dijo...

Por cierto éso no, se escribe: eso.

Anónimo dijo...

atículo WNIIISIMMO, solo un "pero": ¡cuida tu ortografía"...XD

runando dijo...

Un lugar poco conocido en Badajoz, para poder observar la berrea es la carretera de Cáceres, por el encinar que hay pasando la Roca, si os fijáis bien, podréis ver al ladito de la carretera a estos animalitos :D, y en esta época, con un poco de suerte y al atardecer, verlos en plena faena XD.

Santa Biología dijo...

Jjaja, gracias nando, tomo nota.

Un saludo

¡Sígueme en Twiter!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails